El Enemigo de los Thirties – Juan Arabia

11539149_880526262035777_5249332301458710727_o

Editorial: Buenos Aires Poetry
I.S.B.N : 9789874576125
Clasificación:Ficción y Literatura » Poesía » Varios
Páginas:72

EL OCÉANO AVARO

Y el que permanece en amor permanece en Dios, o sin él.
No hay todavía una criatura viva que no haya sido ni buena
ni mala.
Defensor de la verdad, Rimbaud trenzó en el cielo su estadía.
Mientras dormía: la brasa de lo que comíamos ayer.
Voy a ir a Charleville con plata prestada desde el cielo.

Matar al individuo, a la experiencia… Soltar una lágrima.
Disimularla.
Vivir en la hermandad del silencio… Perpetuo.
Quiero escribir con el corazón, y olvidar lo que estoy haciendo.
Quiero escribir como el aire es en el mundo.
El océano es avaro, decía el que multiplicó a la ciencia
y la acorraló en una ventana iluminada por el sol:
haciendo explotar los conductos que unen la ballena con el cielo.
Más tarde, la corona no alcanzó la montaña:
y guiñaron el ojo con la complicidad de un padre.
No fueron sus amigos quienes traicionaron
—una o dos ideas despiertas— la primera mañana.

Siempre existe una metáfora que se parece más al propietario
de la tierra:
encerrar al animal, dejarlo comer y beber;
no sólo para que reproduzca su piel:
el campo es verde, y dice de qué color es el verde…

Despertando sueños como lo ya vivido.
Comiendo con las puertas cerradas, mucho antes de aprender
a cazar.
Cada uno de los vértices esconde una parte del refugio, del cielo,
del campo, de la ciudad.
El ladrillo nació del carbón, mezclado con fuego.
El oro es el invento de unos pocos.

ATARDECER EN CROMER STREET¹

El sol no cayó todavía
pero llegaron las mentiras rojas
a un bar de Cromer Street.

Y mientras los viejos amigos arden
dentro de una lámpara
en la que no corre aire

atravieso la vida
como si fuera un extraño,
junto a mi corazón desnudo.


HOTEL des ÉTRANGERS²

Yo, que crucé las altas montañas,
y enjuagué mi corazón lejos de África,
finalmente llegué a la ciudad de la revolución.
Sigue siendo extraño cómo
las luces iluminan
las calles de tantas almas apagadas.
París es un lugar ajeno,
tiene el aroma de un jazmín artificial:
se puede conocer por medio de la
la penetrante mirada de una prostituta.
Pero sigue siendo preferible pintar ojos humanos
antes que catedrales.

POR EL NORTE DE PARÍS

Por el norte de París avanzan los negros.
Tienen su luna, sus ovejas, sus piedras.
Y si bien están lejos de los trampolines
de seda de las parisinas de piernas largas…
Rodean al Sena desde el inicio de Saint-Denis,
se juntan de a montones en las estaciones del Metro.
Son negros, son gitanos sin pájaro.
Perdieron su libertad,
hicieron con ella sombreros de paja
para las reinas blancas que prohíben el sol.
Es una ola verde, a la distancia,
interrumpida por costumbres de precios y lana…

La monarquía es más rentable como espectáculo.

Pero los negros avanzan, a pesar de todo.
Avanzan porque la democracia es más fuerte.
Avanzan porque no tienen pájaros.
Y avanzan porque sí…


BRISA

Es la naturaleza que respira,
profundo, y deja caer su claro brote
de verdor: la estación más parecida
es húmeda y de campo. El coyote
roba maíz, el murciélago anida
sobre la habitación de un Sacerdote.
El pasto se arrodilla, los cabellos
bailan, la arena crece… Los ancianos
invocan al imbécil rey. Son ellos,
las cáscaras vaciadas, los paganos,
que no escuchan al frío aire nacer…


DISTRITO DE LOS LAGOS³

Yo, que negué a Cristo en el primer barco,
finalmente entendí el significado de la palabra adiós.
No se trata de una simple despedida:
es el momento en el que todo se hunde
en los blancos y transparentes mares de números,
y se pierde la flor,
única prueba de
de la existencia de un paraíso.
Es el momento donde se pierde el inmediato calor
de aire que encierra y separa a cada una
de las cosas que existen en el mundo.

NOTAS

¹ Cromer Street es una calle poco transitada en King´s Cross, centro de Londres.

² El Círculo de los Zutistas (Cercle des poètes Zutiques) fue un grupo de poetas que se reunía en el Hôtel des Étrangers en el boulevard Saint-Michel de París a finales de 1871. Algunos de los poetas que formaban parte de él eran Charles Cros, Arthur Rimbaud, Paul Verlaine, André Gill, Ernest Cabaner y Léon Valade. Sin embargo, Rimbaud era el único de todos ellos que dormía de noche en los bancos de la entrada de ese hotel.

³ El Distrito de los Lagos (The Lakes) o Tierra de los lagos (Lakeland), es una zona rural del noroeste de Inglaterra, conocida por sus lagos y montañas, y por su asociación con los poetas lakistas (lake poets) como Wordsworth y Coleridge. 2 “Si un hombre atravesara el Paraíso en un sueño, y le dieran una flor como prueba de que había estado ahí, y si al despertar encontrara esa flor en su mano… ¿Entonces, qué?”. En Anima Poetæ: From the Unpublished Note-books of Samuel Taylor Coleridge (1895).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s